Mamá, papá, ¿Me cuentas un cuento? Libros para trabajar las emociones

fullsizeoutput_3d1

No es ningún secreto el enorme poder que tienen las historias para despertar nuestro interés y curiosidad, para ayudarnos a aprender de una forma más fácil y profunda y, sobre todo, para crear una atmósfera mágica de conexión entre las personas en determinados momentos.

Aún recuerdo como si fuese ayer aquellas noches en las que mis padres me contaban un cuento antes de irme a dormir. Bueno, para ser honesta, a veces más de uno porque como todo niño nunca tenía suficiente y siempre insistía e insistía hasta que conseguía salirme con la mía y caía otra historia más… Es que si algo caracteriza a todos los niños es su enorme capacidad de persistencia ¿verdad? 🙂

Hoy os vengo a hablar de cuentos. Concretamente, cuentos que ayudan a grandes y a pequeños a descubrir las emociones y a reflexionar acerca de su utilidad y la necesidad de vivir y experimentar cada una de ellas de forma sana para poder desarrollar desde que somos niños una inteligencia emocional equilibrada.

Os voy a hablar de 5 maravillosos libros que gustan mucho a los niños y niñas de mis talleres, y es que hay vida más allá del Monstruo de los Colores y de los cuentos Del Revés (ambas magníficas opciones, no lo pongo en duda), pero también podemos encontrar otros recursos muy beneficiosos para la gestión emocional como los siguientes:

  1. Emociones con cuento de Ana Isabel Fraga: Un libro especialmente útil para que padres y madres entiendan mejor sus propias emociones, al mismo tiempo que enseñan a sus hijos e hijas a comprender las suyas propias. La historia está protagonizada por un precioso y entrañable dragón de lunares, Dopi, que a lo largo de los distintos cuentos nos enseña a conocer y gestionar emociones como: el miedo, la tristeza, el enfado, el aburrimiento, los celos y la culpa. Al final de cada historia, el libro ofrece recursos didácticos y reflexiones para que los mayores puedan tener herramientas que le sirvan de guía a la hora de explicar las emociones a los más pequeños de la casa. Otro punto a destacar son sus preciosas ilustraciones que llaman la atención desde el primer minuto que tenemos el libro en nuestras manos. Los cuentos están fundamentados en los conocimientos de metodologías como la Disciplina Positiva, la Neurociencia y la Inteligencia Emocional. A pesar de que se puede usar también con niños más pequeños, a partir de los 7-8 años suele ser la mejor edad para poder sacarle el máximo partido a este libro, ya que las historias que se narran pueden ser un poco largas para la capacidad de atención de los niños más pequeñines, aunque siempre se pueden adaptar las historias.
  2. Las gafas de sentir de Vanesa Pérez y Sara Sánchez: Este libro resulta ideal para los niños más pequeñines, puesto que lo que predomina en el cuento son dibujos muy vistosos y muy poco texto. La historia la cuenta Marquitos, un niño que tiene unas gafas de sentir y va experimentando las distintas emociones asociadas a situaciones muy concretas que va viviendo y experimentando. Al final de libro, encontramos una actividad para que nuestros peques puedan poner su propia foto y convertirse en los protagonistas de esta historia de vivencias emocionales.
  3. Emoticuentos, cuentos cortos para entender las emociones de Pedro Mari García: Este libro nos regala 9 historias muy tiernas e ilustradas a todo color con preciosos dibujos que resultan muy enternecedores a los niños. Los cuentos nos narran historias familiares del día a día que ayudan a que los más pequeños  se puedan sentir identificados rápidamente con la situación que se les narra. Además, al finalizar cada cuento, se nos ofrece un breve resumen de las emociones que sienten los personajes de la historia a través de emoticonos, lo que facilita que los niños puedan identificar de una forma rápida y muy visual las emociones que se tratan.
  4. Cuentos iceberg de Ana Isabel Fraga: Otro libro fantástico para ayudar a los padres, madres y niños, a partir de 3 años, a comprender qué hay detrás de un comportamiento que a veces nos resulta inadecuado. Los cuentos iceberg nos sirven para comprender y tener una mayor perspectiva sobre cómo la conducta de nuestros hijos, e incluso la nuestra propia, es solo la punta de un iceberg . Un libro basado en los principios de Adler y Dreikurs, en los que se basa la Disciplina Positiva, y que nos enseña a entender que, detrás de todo comportamiento, se esconde la necesidad humana de pertenecer a nuestro grupo de referencia. A través de 4  historias breves muy divertidas e ilustradas, la autora proporciona recursos para poder ayudar a las familias a gestionar los comportamientos que desencadenan en una necesidad de atención excesiva, una búsqueda de poder mal enfocada, venganza y conductas que muestran insuficiencia aprendida. Al principio del libro se nos proporciona una breve explicación teórica de estos conceptos para que podamos sacarle el máximo partido a las historias, al igual que, al final de cada cuento, podemos encontrar preguntas sobre la historia que ayudan a los niños a reflexionar.
  5. Cuentos para sentir, Educar las emociones de Begoña Ibarrola: Difícil resulta elegir entre la gran colección de los magníficos cuentos que nos ofrece esta autora. Cualquiera de sus cuentos son más que recomendables, historias preciosas y llenas de significado que ayudan a grandes y a pequeños a conectar con nuestra parte más emocional. Cuentos para sentir es un volumen que contiene 45 historias. 5 cuentos distintos que nos invitan a reflexionar sobre cada una de las siguientes emociones: alegría, tristeza, enfado, miedo, orgullo, envidia y celos, confianza en uno mismo, vergüenza y culpa. Podemos encontrar una breve introducción del significado de cada emoción al inicio de cada cuento y unas preguntas para reflexionar al final de cada historia que sirven de guía a los niños para identificar aquellas situaciones en las que ellos también experimentan la misma sensación y a descubrir cómo gestionarla de forma sana.

Desde tiempos inmemoriales, los cuentos y las historias han estado ahí para ayudarnos a transmitir importantes mensajes y lecciones de vida de generación a generación. El poder de las palabras y la tradición oral nos han ayudado como seres humanos a desarrollar nuestra imaginación, creatividad, empatía y nuestra capacidad de reflexión. No pierdas la oportunidad de regalarle a tu hijo o hija un momento mágico juntos a través de una historia. Con el paso de los años, no recordamos cuál era nuestro juguete preferido, pero jamás olvidamos ese momento del cuento antes de irnos a la cama.

Los libros abren las puertas al conocimiento a través de mundos maravillosos. Cultivar su pasión por la lectura, desde que son pequeños a través de los cuentos, es el mejor regalo que les podemos dar ¡No lo dudes!  😉


“Si queremos enseñar a pensar, debemos antes enseñar a inventar”

Gianni Rodari


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s